La tecnología Inverter ha supuesto un antes y un después en el desarrollo de algunos electrodomésticos. Este novedoso avance tecnológico se ha implantado en frigoríficos, aires acondicionados, lavadoras y en el producto que hoy tratamos: los microondas. Cada familia de electrodomésticos la ha adaptado según sus prestaciones técnicas y necesidades sociales.

En este artículo vamos a explicar qué es y cómo funcionan los microondas Inverter, qué ventajas tienen respecto a los convencionales y por qué conviene dotar a nuestro hogar de uno.

La tecnología Inverter adaptada a los microondas emite una cantidad de potencia constante con el objetivo de lograr una cocción suave y precisa de los alimentos, conservando las vitaminas y nutrientes vitales para una comida saludable.

Además, esta tecnología permite cocinar de una manera más rápida y con mayor potencia que otros microondas convencionales sin perjudicar en ningún momento la calidad y el sabor de las comidas.

La tecnología Inverter: un antes y después en el mundo de los microondas

Una de las situaciones más comunes si no se dispone de un microondas con tecnología Inverter es que al introducir un plato de comida este suele calentar los bordes del recipiente manteniendo el centro frío. Este es el modus operandi de los microondas que calientan, generalmente, a dos potencias (baja y alta) sin ninguna otra energía específica para cocinar.

Al contrario que un Inverter, los microondas tradicionales no son capaces de cocinar a temperaturas constantes. Cuando en un microondas tradicional eliges la potencia, no estás haciendo más que controlar la frecuencia con la que las ondas se encienden y apagan. Mientras están encendidas lo harán a la potencia máxima que tenga dicho microondas y mientras estén apagadas no habrá emisión alguna de ondas y, por tanto, no estará calentando o cocinando el aparato.

En los nuevos microondas Inverter, el emisor de microondas se ajusta a la potencia que hayas elegido, emitiendo ondas de energía de forma constante durante todo el proceso de calentamiento, cocinado o descongelado, por lo que la temperatura alcanzada por el alimento va aumentando de manera gradual y uniforme en todos sus puntos.

La clave de la tecnología Inverter reside, por tanto, en el control del nivel de potencia y temperatura mediante la emisión constante de la energía para un cocinado uniforme. A diferencia de los microondas de siempre que trabajan por emisión por intervalos de calor que producen, como hemos comentado anteriormente, altibajos en el consumo eléctrico los nuevos microondas con tecnología Inverter logran un control más preciso de la temperatura ya que el suministro de energía es homogéneo.

¿Qué beneficios ofrece la tecnología Inverter en los microondas?

  • Ahorro de tiempo y energía: los alimentos se preparan hasta un 30% más rápido que en los microondas convencionales. ¿Por qué? Al funcionar con un flujo de corriente continua que puede alcanzar hasta 1.200W de potencia se consigue un control más preciso y potente.
  • Control del nivel de potencia de energía ofreciendo una cocción suave y uniforme: se evita el cocinado de los alimentos por los extremos quedando crudo en el interior.
  • Mejor apariencia de los alimentos en color y textura: esto se debe al proceso de descongelar los alimentos adecuadamente.
  • Mayor número de platos que se pueden preparar: los microondas con tecnología Inverter permiten, entre otros, hacer yogur. Algo impensable hasta ahora, ¿verdad?
  • Favorece la conservación del sabor de la comida, los nutrientes y vitaminas esenciales: poder regular con fiabilidad la potencia de un microondas Inverter hace que los alimentos no tengan que ser sometidos a temperaturas innecesariamente altas que degradan sus propiedades nutricionales, por lo que resultan muy útiles para mantener dietas equilibradas y saludables.
  • Con la tecnología Inverter se ahorra energía: esto favorece tanto al medioambiente como a nuestros bolsillos.

En muchos microondas Inverter el usuario puede encontrar programas para cocinar. En función tanto del tipo de alimento como del peso, te ofrecerá un tiempo ajustado para conseguir la preparación óptima de carnes y pescados consiguiendo grandes resultados. También es común encontrar en este tipo de productos una función específica para descongelar alimentos de forma homogénea y evitar, de esta manera, que cada vez que se trate de descongelar un filete este quede cocinado por los bordes y congelado por el centro

A nivel de diseño estos electrodomésticos suelen mantener una estética mucho más cuidada que los microondas tradicionales, incorporando detalles en acero inoxidable o integrando displays electrónicos con intuitivos botones con los que elegir sus múltiples funciones. También es importante destacar que su tamaño es generalmente mayor que un microondas común debido a su mayor capacidad interior.

En este sentido, la mayoría de microondas Inverter superan los 25 litros de capacidad en su cavidad interior, ofreciendo un espacio más amplio que permite la posibilidad de ubicar platos de mayor diámetro, al contrario que la mayoría de microondas básicos o tradicionales que oscilan entre los 20L.

Pero, ¿qué tipo de alimentos son recomendables para cocinar en los microondas Inverter? Podrás cocinar los mismos alimentos que con un microondas tradicional evitando, por tanto, meter recipientes cerrados, alimentos con cáscara como, por ejemplo, un huevo, etcétera y, por supuesto, evita introducir recipientes metálicos, platos con esmaltados metálicos y adornos dorados.

Los Mejores Microondas Inverter

Te mostramos una selección de los mejores microondas inverter del mercado, para ponertelo más fácil y que puedas elegir el microondas que más se ajuste a tus necesidades.

Smart Inverter de LG ofrece un distintivo grill de carbón vegetal que ayuda a que el calor penetre de forma más rápida y precisa en los alimentos. Como resultado, obtenemos una cocción con un resultado jugoso por dentro y crujiente por fuera.

Además, se minimiza la grasa de los alimentos hasta en un 72% evitando el sobrecalentamiento y la destrucción de las células de los productos conservando su sabor y nutrientes por lo que se cocina de una manera más saludable.

Otra de las particularidades de los microondas LG Smart Inverter es que su interior está protegido por el sistema EasyClean que consiste en un revestimiento con una estructura más densa y, por tanto, evita que la grasa penetre eliminando el 99,99% de las bacterias. Esto significa que son hasta dos veces más fáciles de limpiar que los microondas convencionales.

Asimismo, LG ofrece 10 años de garantía en la pieza magnetrón (un tubo fundamental que hace funcionar el microondas), gran capacidad del microondas de hasta 39 litros, un aro giratorio hexagonal que dota de mayor estabilidad a los recipientes evitando vuelcos o derramamientos y gran variedad de modos de función que suplen la mayoría de las necesidades culinarias: cocina al vapor, asar, gratinar, freír, etcétera.

Al igual que LG, Panasonic también ofrece la tecnología Inverter en algunos modelos de microondas.  ¿Qué se consigue?

  • Resultados de cocción óptimos
  • Calentamiento y descongelación uniformes
  • Ahorro de tiempo y energía